Selector Ð periodismo Ð

Subsaharianas en la ratonera del sexo

In historias humanas on marzo 25, 2010 at 6:03 pm

“Tuve un bebé al que nunca quise parir por culpa de la violación”, asegura Alice, una emigrante congolesa atrapada en Marruecos desde hace cinco años. “Mi clítoris no se parece al de otras mujeres. Antes era como dios me había creado, pero ahora no porque te tiran, lo fuerzan, te hacen cosas”.

Cada vez son más, cada vez son más jóvenes y cada vez abusan más de ellas. Asusta escuchar los testimonios de las 63 niñas y mujeres, como Alice, atendidas en Marruecos por Médicos Sin Fronteras (MSF) y cuya dramática experiencia se refleja en el informe “Violencia sexual y migración. La realidad oculta de las mujeres subsaharianas atrapadas en Marruecos camino de Europa”, hecho público este jueves.

La violencia sexual está a la orden del día en la experiencia migratoria de estas mujeres. Muchas la sufren antes, durante y después de un viaje que puede alargarse más de una década por diferentes países del continente. No es éste un fenómeno nuevo ni es la primera vez que una organización humanitaria trata de llamar la atención, pero “es necesario buscar una respuesta” porque “hay una tendencia a que aumente”, explica a ABC.es Jorge Martín, coordinador general de MSF en Marruecos.

“Se trata de un fenómeno de enormes dimensiones que necesita un abordaje valiente e inmediato desde el ámbito institucional, nacional e internacional, para dar una adecuada atención a las víctimas”, dice el informe.

El 67 por ciento de las víctimas atendidas procede de la República Democrática del Congo (37 por ciento) y de Nigeria (30). El resto se reparte entre una decena de países más. Sus edades oscilan entre los 2 y los 40 años y el 21,5 por ciento son menores de edad.

Violaciones «rutinarias» a menores

De estas 63, el 29 por ciento reconoció haber sido violada antes de salir de su país y el 45 por ciento durante el trayecto migratorio. El 59 por ciento de las que entraron a Marruecos por el paso entre Maghnía (Argelia) y Uxda dicen haber sido víctimas de abusos sexuales, aunque MSF teme que son muchas más por las dificultades que ha encontrado para realizar el trabajo. Un tercio los sufrieron en el territorio marroquí sin contar Uxda. En algunos casos las violaciones se llevan a cabo de manera rutinaria y señalan como “especialmente preocupantes” los casos de las menores.

“Una recién llegada a Maghnía es de quien quiera. No puede negarse, no puede irse, todo se paga con sexo. Aunque vaya con su bebé o con su hijo, toda mujer debe pasar por lo mismo”, afirmó un subsahariano que pasó por la zona.

“Tienes que seguir a un hombre. Tienes que tener un novio. Y si no lo haces todos los días te estarán pegando”, explica Precius, nigeriana de 31 años. “Sobre todo en Maghnía violan a las mujeres. Cuando llegas dices que no quieres estar con ningún hombre y te violan. Y no será uno el que te viole, serán más”, añade esta mujer que trató de abortar tras una de esas violaciones.

El 23% de las violadas se quedan embarazadas

MSF sólo ha dado con una mujer que denunció a su violador, que alegó consentimiento y quedó en libertad. El 23 por ciento de las violadas, según el informe, se quedaron embarazadas. Los violadores suelen ser miembros de la mafia migratoria, otros compañeros de viaje o delincuentes y otros habitantes de Marruecos que se cruzan con ellas en el camino.

La cada vez más frecuente deslocalización de la seguridad en la frontera sur europea hacia el norte de África bloquea cada vez a más candidatos a cruzar el Mediterráneo en países como Marruecos. Por eso, MSF halla responsables de las consecuencias en las dos orillas, tanto en el Gobierno marroquí como en la Unión Europea.

En el reino alauí no hay estadísticas oficiales de cuántos africanos viven sin papeles, pero todas las organizaciones que trabajan con ellos coinciden en que son menos que hace un lustro pero viven en peores condiciones y pasan más años en esta última esta africana de un viaje que muy pocos terminan con éxito. MSF calcula que en el reino alauí hay actualmente 4.500 emigrantes subsaharianos sin papeles. Muchos de los que estaban en tránsito se encuentran ahora bloqueados.

En la ciudad marroquí de Uxda, que centra el tráfico de las idas y venidas de emigrantes entre Marruecos y Argelia, las subsaharianas representaban hace dos años el 2 ó el 3 por ciento. Hoy, según MSF, son el 22 por ciento.

¿Qué hay detrás de este aumento? “Siguen en pie mitos como que si están embarazadas no las expulsarán o les acabarán dando papeles”, reconoce Jorge Martín.

Pero la presión que ejercen las mafias y el miedo de las emigrantes a ser detenidas y deportadas en un país donde no son reconocidos sus derechos impide conocer gran parte de la verdad sobre los abusos que sufren. “Las mujeres tienen prohibido denunciar en las comisarías acompañadas por las ONG. Deben entrar solas y lo normal es que no vuelvan a verlas hasta después de que hayan sido llevadas a Uxda (en la frontera con Argelia)”, señala a ABC Concha Badillo, responsable de asuntos humanitarios de MSF en Marruecos. Cuando algunas “finalmente pueden hablar hemos perdido un tiempo precioso para que sean atendidas”.

El informe es “una invitación para que los actores que tienen que implicarse se impliquen”, comenta el coordinador de MSF en Marruecos. La realidad es que los problemas de los emigrantes, sean cuales sean, siguen vinculados al Ministerio del Interior marroquí. Ni Sanidad, ni Justicia, ni Asuntos Sociales suelen encargarse de ellos, como reconoce la ONG.

El informe se refiere sin embargo a “diversas medidas” gubernamentales junto a asociaciones locales para luchar contra este tipo de violencia, aunque “siguen sin existir recursos” para ello. “Con un poquito de voluntad política se puede hacer algo de Justicia con estas mujeres”, concluye Concha Badillo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: