Selector Ð periodismo Ð

El hombre que habla en sueños

In historias humanas on enero 9, 2010 at 11:06 am

Seguramente todos conocemos a una de esas personas que hablan mientras están dormidas. A menudo son gruñidos ininteligibles o frases sin sentido, pero otras veces pronuncian una sentencia que nos deja profundamente intrigados sobre los sueños del protagonista. El caso de Adam es muy especial, dado que habla a menudo y con frases que se entienden bastante bien. Desde hace unos meses, su mujer se dedica a recopilar las frases que pronuncia su marido en sueños y a copiarlas, a modo de diario, en el blog Sleep Talkin’ Man (el hombre que habla dormido).

“Las trompas de los elefantes deben ser usadas sólo para cosas de elefantes”, dice en mitad de la noche. Y después sigue durmiendo tan campante. La recopilación de frases es tan prolija y brillante, que yo mismo dudé de su autenticidad cuando leí la historia vía Reddit. Las explicaciones detalladas de la mujer sobre cómo realiza su labor, sin embargo, y los testimonios de decenas de personas que conocen a alguien que habla de la misma forma, han terminado de convencerme de que el caso es real.

“Las lentejas son el mal”, dice Adam una de las noches, “Apártalas de mí”. “Sí, tú túmbate”, dice en otro de los ejemplos, “yo cogeré la raqueta”. En general, las frases de Adam suelen manifestar la presencia de un peligro o de algo incómodo para él, lo que tiene cierta lógica si el impulso de hablar le viene cuando se sobresalta. “¡Detengan a la pantera!”, exclamó una de las noches. También tiene cierta propensión a decir tacos o hacer chistes malos, y un asco terrible por las lentejas, que aparecen de forma recurrente en sus sueños.

Karen, que así se llama su mujer, asegura haber comenzado a anotar las frases hace un año y se siente “absurdamente orgullosa” del sentido del humor de su marido mientras duerme. Explica que al principio se levantaba y tecleaba en el ordenador las frases, pero a veces se despertaba (en el blog registra varias veces las reacciones de Adam a sus tecleos) y por eso ahora utiliza una grabadora por si se pierde algo. Además, en sus explicaciones en Reddit contextualiza algunas de las frases de Adam: el disparate sobre las trompas de elefante, por ejemplo, lo dijo en una época en que ambos iban a partir como voluntarios a un orfanato de elefantes, o el odio a las lentejas, que es algo que afecta a ambos.

Os copio algunas de las frases de Adam que Karen ha anotado en su blog:

“Sé feliz feliz feliz feliz”

“Increíble. Osos de peluche haciendo puenting”

“Baja la langosta, ¡ponla abajo!”

“Vista de ninja”

“Joder, joder, joder, joder, joder. No soy muy feliz. ¡Cojones! Oh querida, oh querida, oh querida”

“Jodidos estúpidos pasteles de pescado”

“¿Cuándo te convertiste en un bicho? Extraño”.

“La gente pequeña es graciosa… sí, sí, sí”

“Ya tengo bastante queso, ¡ya!”

“¿Dónde crees que vas? Lo sabía. El armario, tú y tu armario”.

Algunos malpensados como yo, supusieron al leer las frases que se trataba de un montaje para llamar la atención y que algunas exclamaciones son demasiado buenas para ser verdad. Pero las explicaciones parecen verosímiles y la idea es suficientemente brillante para ser reseñada y correr el riesgo de que nos cuelen un viral.

Por Antonio Martínez Ron en su blog personal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: