Selector Ð periodismo Ð

Un médico demuestra que es posible morir de amor

In historias humanas on diciembre 26, 2009 at 3:48 pm

Dolor torácico, dificultad para respirar y fallo cardiaco. Estos síntomas parecidos a los de un infarto, pero sufridos por personas sanas y sin factores de riesgos cardiovasculares, son los que definen el síndrome de ‘Corazón roto’ o de ‘Tako Tsubo’, una dolencia que, según la hipótesis de un médico turolense, demostraría que es posible morir de amor, como se narra en la leyenda de los Amantes de Teruel.

Este síndrome, descrito por primera vez en 1991 por el doctor japonés Sato, se desata por un estrés emocional inusual e intenso que provoca, a su vez, un latido desordenado del corazón y, como consecuencia, que este músculo deje de bombear sangre con normalidad.

Las revelaciones del médico de familia, perteneciente al centro de salud de Teruel-rural, y, en concreto, al consultorio de Caudé, Rafael Gómez Navarro, han causado un gran revuelo entre los estudiosos de la leyenda de los Amantes y entre los ciudadanos más entusiastas de la obra literaria de Hartzenbusch, por ser Isabel y Diego uno de los símbolos más emblemáticos de la ciudad.

Rafael Gómez quiere dejar claro, sin embargo, que su aportación no es en ningún momento un estudio científico, “sino un trabajo realizado desde el punto de vista divulgativo que lo que pretende es responder a la pregunta de sí es posible morir de amor”. Su contribución, que se ha centrado en buscar entre las enfermedades descritas hasta ahora cuál podría explicar un desenlace fatal como el experimentado por Isabel y Diego, responde a una convocatoria de la Fundación Las Bodas de Isabel, cuyo objetivo consistía en abrir un debate sobre la muerte de los Amantes.

Corazón roto

A Rafael Gómez -un madrileño de origen “que ha hecho de Teruel su casa”, como él dice- la convocatoria le pareció “interesante”. “Me gustó el tema y ví que podía dar mucho juego”, afirma.

El médico asegura que el ‘Síndrome de corazón roto’ se da básicamente por amor, como demostró el doctor Sato, ya que existen casos documentados desencadenados por la muerte repentina de un familiar o amigo.

Según el cuadro que describe el científico japonés, un estrés emocional severo puede provocar que determinadas personas reaccionen liberando a la sangre unas sustancias denominadas catecolaminas -especialmente la adrenalina- en niveles entre 7 y 34 veces más altos que los normales. “Esta liberación masiva de sustancias -agrega Gómez Navarro- las convierte en tóxicas para el corazón, lo que provoca síntomas parecidos a un clásico infarto”. El corazón roto late de forma anormal, deja de bombear sangre y puede provocar edema pulmonar y el fallecimiento de quien sufre la intensa pena si no se atiende a tiempo.

“Evidentemente no sé si los Amantes murieron de este síndrome, y creo que nunca lo sabremos de forma científica, -afirmaba Rafael Gómez.-, pero, al menos resulta verosímil, y más creíble que haber muerto por un infarto”.

A la singularidad de este descubrimiento hay que sumar el exotismo del nombre científico del síndrome de corazón roto, ‘Tako Tsubo’, que, según dice el médico turolense, deriva de la forma adquirida por el corazón cuando desarrolla este cuadro. “Se debe -explica- a que tiene una forma parecida al recipiente que los pescadores japoneses usan para capturar pulpos y del cual toma el nombre esta afección”.

Fundación Bodas de Isabel

La convocatoria de la Fundación Bodas de Isabel ha suscitado un gran interés entre los más fervientes seguidores de la leyenda de los Amantes. De hecho, se han presentado al llamamiento de la Fundación más de veinte teorías, algunas “descabelladas”, según señaló la gerente de la Fundación, Raquel Esteban. Hay cuatro hipótesis, no obstante, que contienen aspectos de gran verosimilitud, entre ellas la del síndrome de ‘Tako Tsubo’, y que serán publicadas en la revista de la Fundación Bodas de Isabel.

El envenenamiento por un maquillaje similar al kooll, muy usado en el mundo árabe y también en las guerras, que pudo portar Diego tras haber estado muchos años conviviendo con almogávares; y el contagio de Diego a Isabel, tras un beso, de un brote de periodontitis, enfermedad dental, son algunas de las teorías planteadas por los participantes y que resultan más creíbles. A estas tres propuestas se suma otra hipótesis algo menos viable que hace referencia a la muerte de los Amantes desencadenada por una depresión y anorexia.

Por Leonor Franco en El Heraldo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: